Recent Posts

Archive

Tags

Trabajando con comunidades de pescadores artesanales

Miguel Espíndola Rojas

Director del Centro de Investigación Ecos

http://ecosmar.cl

El trabajo con las comunidades de pescadores artesanales ha sido sin duda fuente de gran interés en mi desarrollo laboral, al poco tiempo de graduarme de biólogo marino, emprendí junto a un grupo de amigos y compañeros de universidad (actuales colegas en el Centro de Investigación Ecos), la tarea de trabajar directamente para la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales de Chile (CONAPACH),



de lo cual estoy plenamente agradecido y considero que el aprendizaje obtenido desde esta institución ha sido uno de los más enriquecedores en materias técnicas, políticas y humanas. Esto me permitió comprender el funcionamiento de las organizaciones de base y de la dirigencia de la pesca artesanal, entender sus mayores problemas y sus diferentes formas de ver la pesca.


Con el mismo grupo de trabajo, decidimos ya en el año 2011 crear una institución independiente que siguiera los pasos del trabajo previo, así nace el Centro de Investigación Ecos, donde nos propusimos la misión de “Incorporar el enfoque ecosistémico en el manejo de los recursos naturales y el ambiente para contribuir al desarrollo y bienestar de las comunidades costeras del país”. Así mismo, fijamos nuestro objetivo de trabajo en conservar la estructura y función de los ecosistemas y el mantenimiento de su potencial activo de producir bienes y servicios a la sociedad.


En la actualidad estamos enfocados en apoyar el diseño e implementación de planes de manejo para pesquerías de pequeña escala, con el objetivo de avanzar hacia una actividad pesquera sostenible, además de apoyar en el desarrollo de estrategias de conservación para Áreas Marinas Costeras Protegidas de Múltiples Usos (AMCP-MU) a lo largo de Chile continental y en el Archipiélago de Juan Fernández e Islas Desventuradas.


Por otro lado, debo mencionar que uno de los aspectos que mayor satisfacción me ha generado en los últimos años, ha sido trabajar mano a mano con el Comité Productivo Jaiba de Ancud en el proceso de certificación de la pesquería de jaiba marmola bajo el estándar del Marine Stewardship Council (MSC), lo que ha permitido integrar a distintos interesados de la pesquería (usuarios, administradores y científicos) para perseguir un objetivo común, planificando de manera coordinada la realización de mejoras reales para la pesquería. Lo anterior, nos ha permitido llevar esta estrategia de mejora pesquera a otras pesquerías nacionales como el pulpo del sur y la sardina austral que esperamos, al igual que con la jaiba, puedan alcanzar la certificación y obtener beneficios comerciales por el solo hecho de tener buenas prácticas pesqueras.